top of page

“El café de Támara es un producto que representa a la región en el mundo”

Actualizado: 10 jun 2021

Por: Alejandra Garzón Caballero


Ovalle Duarte Leal fue gerente de la Cooperativa de Caficultores durante 5 años en Támara Casanare. Lo entrevistamos para conocer la transformación que sufrieron los procesos de producción de la cosecha de café en el municipio de cara a la pandemia ocasionada por el Covid-19.


Llano Adentro: Antes de empezar, ¿puede contarme brevemente quién es usted y cuál es su papel dentro de la cooperativa?


Ovalle Duarte Leal: Mi nombre es Ovalle Duarte Leal, soy caficultor y actualmente* el administrador de la Cooperativa de Caficultores de Tamara. Toda mi vida ha girado en torno al café. Estudié administración de empresas y tengo una especialización en comercio internacional. Llevo cinco años en la gerencia de la cooperativa y mi principal meta es hacerla internacional.


LLA: ¿Qué es la cooperativa de caficultores? ¿Por qué es importante para el municipio?


ODL: Támara ha tenido un vínculo con el café desde hace muchos años. Justamente estaba leyendo un libro de historia sobre los padres Jesuítas, y ya para el 1730 se habla de que en esta región se cultivó café. Desde entonces ha sido uno de los productos de los que ha dependido esta región. El café se acabó en casi todos los municipios del piedemonte llanero, pero acá en Támara logró mantenerse. Eso gracias a la labor de la Cooperativa de Caficultores que lo ha conservado vigente. En otras palabras, prácticamente es la única organización de este estilo que queda en el sector agropecuario, esto le ha dado importancia a la empresa.


LLA: ¿A qué se refiere cuando habla del proyecto de internacionalización que tiene en estos momentos con la cooperativa?


ODL: Me he dedicado a sacar la empresa del anonimato en el que ha estado y trabajo para hacerla visible a nivel internacional. He logrado hacer exportaciones propias al Medio Oriente, en el que cada año hemos enviado un contenedor de 19580 kilogramos y de esto ya van tres años consecutivos. La cooperativa busca mejores mercados por su propia cuenta y a su vez, le llevamos mejores precios a los caficultores. También se ha exportado café tostado a Estados Unidos; no son grandes volúmenes, pero eso significa que ya cumplimos con todos los requisitos de exportación. Esas han sido las metas en las que hemos trabajado: expandir volúmen y buscar nuevos clientes. El café de Támara es un producto que representa a la región en el mundo.


LLA: ¿Como se ha transformado el proceso de la cosecha anual de café en Támara de cara a la contingencia actual?


ODL: Curiosamente han sucedido dos cosas opuestas respecto a la pandemia. Nosotros tenemos dos productos, el Café Tamareño que es el que se maneja en la región; y el Café especial Támara, el de tipo exportación, dirigido a un mercado más especializado. La pandemia ha causado el incremento del consumo del café en los hogares, por lo cual se han incrementado las ventas del producto que se maneja en la región, la gente al estar encerrada en sus casas toma más café. Sin embargo, el café especial, el de más valor agregado, si ha sufrido un trauma muy importante porque cerraron las cafeterías y ellos eran los clientes número uno de ese producto. Esto ha truncado las metas de internacionalización. Esa fuerza que habíamos ganado estos años sufrió una baja dramática.



LLA: Usted cuenta que el consumo de uno de los productos principales de la Cooperativa se ha visto afectado por la pandemia: ¿qué personas se han visto impactadas por esto? ¿Ha perjudicado a los campesinos directamente?


ODL: Como somos una cooperativa distribuimos los excedentes. Al momento de haber menos ingresos hay menos recursos que distribuir a los cafeteros. De la misma forma, cuando hay más excedentes, la cooperativa busca retornarlos con bienes y servicios, y hasta a veces dinero en efectivo. En definitiva, cuando los años son difíciles se afecta a todo el grupo de asociados de la cooperativa.

LLA: ¿ Han recibido algún tipo de apoyo del gobierno en medio de esta contingencia?


LLA: Ninguno, el gobierno no nos ayuda. Al contrario nosotros pagamos impuestos altísimos al estado, tanto el central como al municipal. La cooperativa genera empleo directo e indirecto y el gobierno lo único que hace es cobrarnos impuestos, nada de ayudas.


LLA:¿Cuál es el balance general de la Cooperativa de Caficultores de Tamara de cara al pandemia?


ODL: La Cooperativa está en una de sus mejores situaciones. Hemos aplazado la asamblea por la contingencia; pero cuando nos podamos reunir, tenemos más de cien millones de pesos para redistribuir y retornar a los cafeteros. En este momento se les está dando un bono solidario de cincuenta mil pesos para que lo reclamen en el mercado que les va a ayudar mucho. Lo más importante es que se les va a retornar los excedentes y eso les compensará mucho. El balance es que la cooperativa está en su mejor momento de los últimos veinte años.


LLA: Para terminar, ¿por qué cree que es importante que la gente se entere de estas cosas que nos está comentando?


ODL: Principalmente porque Támara es del llano. Un turista bien informado no solo vendría a ver garzas, chigüiros, sabanas; sino que también sabe que existe una ruta completa que incluye el café. Qué bueno sería que un turista visitara los cafetales y disfrutara del aroma del café que se respira en el municipio cuando se está moliendo o cuando se está oreando. Esas cosas que no se pueden poner en una página web.Támara tiene una riqueza colonial en su arquitectura y un clima distinto al del llano. Además de su fuerte acervo histórico que tiene la diócesis.. En la casa cural encontramos cartas de puño y letra del rey Fernando VII, que no se han dado a conocer. Hay mucho que conocer en este bello municipio.


*Para el momento en el que esta entrevista fue realizada: octubre de 2020.


166 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page