top of page

Los retos de la sostenibilidad empresarial en Casanare


“La crisis en Casanare no es de recursos, es de ideas que impacten

positivamente a las comunidades, el territorio, los seres vivos y la economía

cuando todo ocurre al mismo tiempo, a ese proceso le llamamos

sostenibilidad."



La sostenibilidad es una mirada indivisible a la realidad en tres dimensiones:

social, ambiental y económica; es un encadenamiento de tres eslabones que no

puede romperse, ya que se pone en juego el equilibrio necesario para la vida de

los seres humanos y otras especies.


En resumen, la sostenibilidad busca la calidad de vida de nuestra especie al

mismo tiempo que se protegen los recursos necesarios para que las

generaciones futuras tengan el privilegio de gozar del mismo paisaje llanero que

gozamos hoy en día. En este propósito los negocios sostenibles juegan un papel

fundamental para la materialización de un futuro próspero para el departamento. 


En Casanare la sostenibilidad empresarial implica la necesidad constante en cada

organización y empresa de ser mejores a diario, partiendo desde las personas

como eje principal, ya que son ellas quienes dan vida a los negocios.


Adicionalmente, se confirma que los habitantes del departamento son agentes de

cambio dentro y fuera de las organizaciones, y que generan impactos que

pueden ser positivos o negativos en la ciudad y el campo, en la familia o en la

empresa, en la calle o en el hogar.


Es decir, somos seres vivos interconectados con otros y con el territorio, además

que cada una de las personas que habita en la sabana o en la montaña juega un

rol protagónico frente al  Casanare Sostenible y próspero que queremos construir

y preservar para propios, extraños y para todos aquellos que con los años irán

llegando a desarrollarse en las tierras llaneras. 


El primer reto para que el Casanare sostenible sea posible es la construcción de

ciudadanía. Todos hacemos parte de una comunidad casanareña lo que implica

que nuestras acciones cotidianas tienen repercusiones en otros seres vivos que

cohabitan en nuestro entorno; implica estudiar las relaciones uno a uno que

permitan una co-construcción de cultura de paz. Es de vital importancia el

destierro de la violencia de nuestra cotidianidad, sin trabajar en esta parte estamos

condenados a repetir ciclos de violencia y metamorfosis de la misma. La cultura de

paz debe instaurarse entre las relaciones de cada casanareño para poder reforzar

el trabajo en equipo que nos permita resaltar la amabilidad, empatía y fraternidad

que caracteriza la cultura llanera.  


Un segundo reto es cultivar el liderazgo sostenible. Se necesita de una

preparación académica y una discusión abierta para entender la sostenibilidad

desde el territorio; una escucha asertiva y vinculante de todos los actores en el

territorio, ya que todos tienen algo que enseñar y algo que aprender. La soberbia

intelectual debe tender a desaparecer, solo así se podrá entender la multiplicidad

de relaciones que se dan entorno a las necesidades de las comunidades, el

alcance de las empresas, la gestión de las instituciones públicas, además del

compromiso individual de cada uno de los líderes. De esta manera, será posible

crear soluciones innovadoras, creativas e incluyentes a las necesidades del

territorio y su gente sin comprometer recursos naturales innecesarios.  


Dada la abundancia de recursos en el departamento nace el siguiente desafío,

que más que un desafío es un compromiso individual de todo habitante del

Casanare en relación con la conservación.Tener un territorio extenso apto para la

ganadería y la agricultura, gas y petróleo, rico en fauna y flora, con gente amable y

trabajadora, además de un potencial impresionante para el turismo rural de

aventura hace imprescindible la conservación de los ecosistemas. Es una

prioridad en medio de la explotación de hidrocarburos, la ganadería extensiva y la

agroindustria que devora cada vez más la sabana y deprime el potencial hídrico

del territorio, necesitamos repensar las formas de cómo estamos creando valor al

tiempo que conservamos la cultura llanera, produciendo con calidad y utilizando

menos recursos. 


El desafío final es la conectividad y la información; es necesario utilizar las

nuevas tecnologías para transmitir conocimientos que lleguen a los lugares más

apartados, donde se desconocen datos importantes que pueden ser utilizados

para la cooperación, la toma de decisiones y la transferencia de conocimientos,

tanto de expertos como de los habitantes del territorio. De igual forma,

necesitamos de datos reales que permitan la estructuración de estrategias y la

medición de las mismas con estándares de sostenibilidad como lo son los

Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) o el Global Reporting Initiative (GRI)

para organizaciones públicas y privadas. 


La sostenibilidad empresarial es una estrategia de negocios que permite crear

valor en conjunto con los grupos de interés desde la visión ambiental, social y

económica. No es caridad empresarial, no es filantropía organizacional, tampoco

asistencialismo a comunidades y mucho menos un eslogan comercial. Al tomar la

decisión de emprender desde la sostenibilidad, se identifican los impactos

negativos y se hace responsable de los mismos, se crean líderes, empresas y

organizaciones holísticas que no se dedican tan solo a generar ingresos, sino que

al mismo tiempo genera bienestar en la comunidad y conservación del medio

ambiente.


Promover la creación de empresas de triple impacto que generen ese cambio

positivo es lo que necesitamos los casanareños, ya que el momento de crisis que

pasa Casanare no es por falta de recursos sino ideas innovadoras que funcionen.

Una de ellas la sostenibilidad empresarial en tiempos complejos de alta

incertidumbre donde la única constante es el cambio.

241 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Sandra Amaya
Sandra Amaya
Mar 03, 2021

Excelente artículo. El departamento de Casanare así como muchos otros, tiene muchos retos en temas de sostenibilidad. Pero además demandan líderes que tengan una visión mucho más amplia del mundo, dispuestos a evolucionar en la manera como se hacen los negocios.

Like
bottom of page