top of page

¿Qué puede hacer con un neumático que ya no usa?, la apuesta por los jardines urbanos

Escrito por: Manuela Carmona Bedoya*


“Queremos ver las esquinas llenas de flores y no de basuras” Junta de Acción Comunal Barrio Las América, Manizales

Fotografía de: Motorola one


¿Usted posee un vehículo? ¿Conoce dónde terminan todas las llantas que se desgastan y ya no puede utilizar? ¿Sabía que ellas contaminan el planeta en un alto porcentaje?


Quizás, como muchas personas, usted pueda pensar que tomar acción para contribuir al cuidado del planeta es muy difícil, y que cada día surgen nuevos desafíos que impiden contribuir en esta tarea titánica.


En este escrito se pretende que usted conozca un poco más sobre el tipo de contaminación que las llantas pueden generar, y cómo podría organizarse con sus vecinos para embellecer su barrio o localidad, tomando como consideración el ejemplo que se le presentará, y que evidencia cómo pequeñas acciones en conjunto, pueden contribuir a cuidar el planeta. De esta forma, en este texto se sostiene que la conciencia ambiental inicia en lo cotidiano, en las acciones individuales que van a tener un impacto positivo en el entorno que lo rodea. En este sentido, nos referiremos a la contaminación ambiental, los efectos negativos del caucho, y la contribución colectiva por parte de la Junta de Acción Comunal de las Américas en Manizales.


Ahora bien, el calentamiento global es un aumento en la temperatura media del planeta generado por las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de la historia, lo cual ha sido verificado mediante un promedio de los últimos cien años, evidenciando que cada década ha ido aumentando 0,1°C [1]. Por otro lado, el Segundo Informe de Evaluación Presentado por el IPCC [2] referente al cambio climático, muestra que desde 1861 la temperatura ha aumentado entre 0,3°C y 0,6°C. Esto quiere decir que cada año emitimos gases que contaminan la atmósfera, y lamentablemente esto ocurre debido a actividades antropogénicas como la tala excesiva de árboles, la ganadería extensiva; o, por ejemplo, la quema de llantas que en conjunto contribuyen al calentamiento de la tierra. Quizás usted pueda pensar que el aumento en un grado centígrado por década sea muy poco, pero ello puede generar que los polos se derritan y aumente el nivel del mar inundando diversas ciudades, o provocando la extinción masiva de especies [3] .


Con estos conceptos claros, lo que queda es preguntarnos: ¿Cómo podemos actuar para contribuir en la reducción de los gases que contaminan nuestro planeta? Y antes de que pueda pensar que esto no se relaciona con usted, vamos al ejemplo de las llantas de autos que ya no utiliza. Los neumáticos están hechos en un 19% de caucho natural y un 24% que es de caucho sintético (polímero de plástico), además de otros materiales. Para su fabricación se deforesta y se utilizan combustibles fósiles como el petróleo, además de ello, cuando el caucho se va desgastando, se generan residuos de polímeros plásticos en los neumáticos que acaban contaminando fuentes hídricas [4] .


Por otro lado, existe un estudio donde señalan que los neumáticos contaminan hasta en un 10% con micro plásticos a los mares del mundo [5]. Esto evidencia que nos encontramos ante un problema grave, no solo en la fabricación y desgaste de las llantas, sino al momento en que se cambian por otras.


Partiendo de este panorama, y de la relevancia de las acciones locales para enfrentar esta problemática directamente, quisiera compartir la experiencia de la estrategia utilizada por los miembros de la Junta de Acción Comunal del Barrio Las Américas en Manizales (JAC). Esta fue implementada durante la pandemia, y es considerada por Jhon Pinilla, presidente de la JAC como una muestra de que los niños poseen grandes conocimientos que deberían ser replicados. Esta Junta determinó que los alrededores de la zona, sus parques y sitios comunes, estaban llenos de basura y tenían muy mal aspecto, así que consiguieron todas las llantas que estaban a su alcance. Después de la recolección, la ciudadanía comenzó a pintar las llantas de todos los colores para implementar la estrategia denominada “Jardines Urbanos”. De esta manera, la JAC pudo convertir cada neumático viejo en un matero que dio una nueva cara al barrio entero.


Para la realización de esta actividad los miembros de la JAC solicitaron a toda la ciudadanía implementos como pinturas, llantas, alambres, tornillos y brochas, y con ello comenzaron a reunir voluntarios que quisieran pintar los neumáticos. Como la mayoría fueron niños, se creó un semillero ambiental para la enseñanza del reciclaje y de la conservación de los recursos naturales mediante estos jardines urbanos. De esta manera, se consiguió una mejor vista del entorno y un respeto por los lugares comunes, así como la conciencia del cuidado del planeta a los niños.


Para concluir, está claro que usted no puede controlar dónde quedan las partes de caucho que las llantas han ido soltando en su desgaste natural, pero sí puede realizar actividades como estos jardines urbanos para darle un nuevo uso a esos neumáticos que ya no utiliza, y en el caso que usted considere que es mucho trabajo, guárdelas y dónelas a quien pueda darle un uso como el que acabo de mencionar. Recuerde que, en las pequeñas acciones de cada uno de nosotros, se suman grandes esfuerzos para contribuir al cuidado del ambiente y de nuestro planeta.


¡Cada acción cuenta!


*Manuela Carmona Bedoya: Abogada y administradora pública, Maestra en Políticas Públicas de FLACSO Ecuador. Investigadora del Centro de Investigación de Cambio Climático (CICC) de la Academia de Cambio Climático y Derechos Humanos de la Fundación Grothendieck.


Referencias:

[1] Power, R. (2009). El calentamiento global y las emisiones de carbon. Ingeniería Industrial 27, 101-122.

[2] IPCC. (1995). Segunda Evaluación Cambio Climático. Recuperado de https://www.ipcc.ch/site/assets/uploads/2018/02/2nd-assessment-sp.pdf

[3] WWF. (s.f). nuestro planeta se caliente. Recuperado de https://www.worldwildlife.org/descubre-wwf/historias/nuestro-planeta-se-calienta

[4] National Geographic. (5 de noviembre de 2020). Los neumáticos son una gran fuente de contaminación por plástico. Recuperado de: https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2019/09/neumaticos-gran-fuente-contaminacion-plastico

[5] Jan, P., Lohr, A., Van Belleghem, F y Ragas, A. (2017). Wear and Tear of Tyres: A Stealthy Source of Microplastics in the Environment.





134 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page